Rss feedTweeter buttonFacebook button

Es una matriarca

0

La actriz Adriana Barraza vive una historia sobrenatural entre pachucos y nazis en la nueva serie de Showtime “Penny Dreadful: City Of Angels”.

La serie, que se estrena el domingo, aborda temas como racismo y corrupción en Los Ángeles en 1938, bajo la sombra de la inminente Segunda Guerra Mundial y la tensión creciente entre los mexico-estadounidenses y las autoridades.

Adriana Barraza interpreta a María Vega, la matriarca de una familia de raíces mexicanas que se debate entre la legalidad y los bajos fondos de la ciudad y cuyo hijo Tiago, interpretado por el actor costarricense Daniel Zovatto, trabaja como detective y le sigue la pista a un asesino.

“Es la clásica mamá mexicana que defiende a sus hijos, brava”, dijo la actriz desde Miami.

La serie fue escrita y creada por John Logan, quien también estuvo a cargo de la popular versión londinense del drama, “Penny Dreadful”, que se transmitió de 2014 a 2016.

Logan dice que esta nueva entrega es una descendiente espiritual de la original, pero que la historia es completamente diferente. El director Sam Mendes (“1917”, “American Beauty”) fungió como productor ejecutivo.

En “City Of Angels”, María desarrolla su parte sobrenatural a flor de piel.

En la serie, el mal está personificado por Magda, una mujer alemana interpretada por Natalie Dorman, y no pasa mucho tiempo antes de que el bando de María se enfrente al de Magda.

“Magda sí es el mal, el mal que te susurra en el oído”, dijo Adriana Barraza.

La época es recreada desde el vestuario de los extras, las locaciones, los autos.

La actriz mexicana contó que para una escena de una noche en un salón de baile en la calle principal hubo 500 extras y 70 autos.

Dijo que “fue una delicia ver cómo esa producción pudo conjuntar y tener la estética tan increíble de esa época”. Pero lo que más le gustó es la manera en que se va hilando la acción.

“Lo que van a ver es una excelente manera de contar una combinación entre el mundo sobrenatural y el mundo real con los pies puestos en la tierra”, dijo Adriana Barraza.

La actriz alcanzó a terminar las grabaciones de “Penny Greatful: City Of Angeles” y volver a su casa en Miami en marzo, antes de la cuarentena por el coronavirus. Pero ya entonces ella y su esposo, el actor Arnaldo Pipke, notaron que los efectos de la pandemia se estaban haciendo más reales.

Apoyan a sus amigos

Adriana Barraza y su esposo han implementado un sistema para sobrellevar mejor la cuarentena y darle un poco de cariño a sus amigos, han preparado comida para tener una reunión virtual.

Sigue trabajando

La actriz, quien próximamente también podrá ser vista en la película “We Can Be Heroes” de Robert Rodríguez, mantiene abierta su escuela de actuación.

Compartir.

Leave A Reply

CAPTCHA *